Las puertas de la percepción de Aldous Huxley

Imagen relacionada
“Cuando medito advierto, en los pensamientos e imágenes que se apiñan a mi alrededor, los reflejos de la personalidad, pero hay también en el alma ventanas por las que pueden verse imágenes creadas, no por la imaginación humana, sino por la divina”.

(George Russell, “Cirio de visión”).

El estado de vigilia y el sueño son los niveles de conciencia más habituales y frecuentes, pero existen otras formas potenciales de conciencia agazapadas en nuestro cerebro. La mayoría de las personas desarrolla su vida sin sospechar siquiera que existen pero en ocasiones, si se aplica el estímulo necesario, estas formas de conciencia no ordinarias aparecen mostrando toda su plenitud y provocando importantes cambios en la vida de las personas. En no pocos casos estas experiencias suponen un punto de inflexión y una reorientación en la forma de entender el mundo y la existencia de aquellos que las viven.

Huxley era un mal visionario. Afirmaba que ni siquiera las significativas palabras de los poetas evocaban en él bellas imágenes y que ninguna visión hipnótica llegaba a su encuentro cuando estaba a punto de dormirse. Sin embargo, a través de la mescalina consiguió superar esta carencia e introducirse en el flujo de la belleza y de los significados cada vez más profundos.

Después de la experiencia con esta sustancia enteógena afirmaba que “ser arrancado de la esclavitud de la percepción ordinaria, que te sean revelados durante unas pocas horas interminables los mundos interiores y exteriores, no como se le aparecen a un animal obsesionado por la supervivencia o a un ser humano obsesionado por las palabras y los conceptos, sino tal como son comprendidos directa e incondicionalmente por la mente en su totalidad, es una experiencia de inestimable valor para cualquiera“.

Desde muy antiguo se conocen los efectos psicoactivos de determinadas sustancias contenidas en raíces, hojas y hongos. El uso sacramental y no adictivo de las mismas está documentado por historiadores y antropólogos, circunstancia que demuestra la necesidad ancestral del hombre de provocar cambios en la cualidad de su conciencia, de purificar su percepción. Sin embargo, no existe una relación directa entre un estado bioquímico cerebral y la experiencia que ocasiona (Huxley siempre decía que las sustancias químicas no causan las experiencias visionarias, sino que las ocasionan). Esta última dependería de las características de personalidad del individuo experimentador (su idiosincrasia, preparación y hábitos) y del entorno y circunstancias que rodean la ingesta de estos principios activos.

Bajo el influjo de la mescalina la mente mostraba una gran indiferencia por el espacio y el tiempo y, sin embargo, se interesaba primordialmente por el ser y el significado. En la experiencia de la mescalina, según Aldous Huxley, “la mente obtiene su percepción en función de la intensidad de existencia, de la profundidad de significado, de las relaciones dentro de un sistema“.

El resultado final es la contemplación de la existencia desnuda. Con la mescalina no se viaja a otro mundo, sino que se profundiza en este, se obtiene una visión sacramental de la realidad en la que esta brilla gracias a su propia luz interior y a la “inteligencia libre” del observador, que ha podido liberarse de la tradición petrificada por el lenguaje. Conseguir una inteligencia transfigurada y transfigurante que pueda ver “el todo” en cada “esto” sería el objetivo principal de este tipo de experiencias. Recordemos con Gordon Wasson que “el éxtasis no es diversión”.

Por otra parte, son muy importantes también las consecuencias éticas de este tipo de percepción de la realidad, ya que si todo lo que se percibe es “infinito y santo” deja de haber razones para la ambición o la codicia y las “sucias dádivas del mundo” dejan de ser una tentación para el contemplativo.

Si deseas leer el libro completo, haz click aquí.
C. Marco
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s