Como descubrir el propósito de tu Vida

Resultado de imagen de propósito de tu Vida

 

Estás a punto de comenzar un viaje sin retorno. Lo que vas a leer es simplemente el proceso que accidentalmente descubrí y que me permitió encontrar el propósito de mi vida. Si te encuentras en la fase correcta de tu vida, este informe te será útil. Si lo que lees resulta ser irrelevante para ti, significa simplemente que aún no es tu momento. Este informe es intencionalmente simple y no se publicita, porque verdaderamente funciona y los resultados superan tu más ferviente imaginación.

Espero que no pagues por este informe. Es gratis y no incluye ninguna obligación de tu parte. Yo recibí la información como un regalo y es mi deber difundir este conocimiento.

Hacia el final del informe, te invitaré a contactarme en caso de que creas que el informe  tiene sentido y te decidas a ejecutarlo.

Para ser franco, a menos que este informe sacuda tu universo de tal modo que sientas la urgencia de contactarme, yo no quiero relacionarme contigo para cambiar tu mente como otro Vende-Pomadas de Internet. Cuando estés listo, yo seguiré aquí y será un placer escucharte.

De acuerdo con la retroalimentación que he recibido, sé que existen dos reacciones extremas frente a este informe: “¿Y qué?” v/s “¡Wow!”. Hay dos perfectas explicaciones para cada una de ellas. Sin comenzar a aburrirte con los detalles, Si tu reacción es “¿Y qué?”, significa que aún no estás preparado para encontrar el propósito de tu vida. Si ese es tu caso, espero que olvides temporalmente este informe, al tiempo que te comprometas mentalmente para volver a leerlo dentro de seis meses. Para entonces, encontrarás que este informe habrá incrementado su significado.

Disfruta el viaje y espero conocerte en otro lugar.

Markus P. Hart

Julio, 2004

Dedicatoria:

Agradezco al paciente Dios, ya que sin Él nada de esto habría ocurrido.

– A las cientos de personas que he conocido en todo el mundo e influenciaron mi vida y que sin saberlo contribuyeron a que yo comenzara a recorrer el propósito de mi vida.

– A mis padres, quienes amablemente me permitieron cometer errores.

– Tomó mucho tiempo, pero con sus aportes finalmente descubrí el propósito de mi vida.

No existen palabras para describir la inmensa gratitud que siento.

Como Descubrir el Propósito de tu Vida:

Raramente expreso mis emociones, pero sollozo lágrimas de alegría y humildad mientras escribo esto.

Es totalmente irrelevante tu identidad, tu riqueza, tus éxitos o la maravillosa autoimagen  que tengas de ti mismo.

A menos que hayas descubierto el propósito de tu vida y completado el viaje que aquí se describe, sólo has alcanzado una insignificante fracción de tu verdadero potencial.

Y al hacer esto estás excluyendo a la humanidad de los beneficios que hoy podríamos estar disfrutando si ya hubieras alcanzado el propósito de tu vida.

¿Asombrado?

Bien. Por si ya lo olvidaste, este informe no es para cualquier persona. Si esto te incomoda, no sigas leyendo y continúa dentro de seis meses más.

Por otro lado, si el primer párrafo sacudió tu mente, continúa leyendo. Si tu reacción fue:

”Por fin encontré alguien que me entiende”, este informe es para ti.

Ahora que hemos salido del camino trillado, comencemos.

Existen tres elementos esenciales para conseguir descubrir el propósito de tu vida:

– Interrupción total de tu diaria rutina

– Date el tiempo para alcanzar tu Zona Poyl.

– Deja trabajando tu cerebro para que conecte todos los hitos de tu vida.

Cuando el proceso esté completo, ve rás el propósito de tu vida con una claridad inimaginable.

El inevitable resultado de este proceso, es que la suma de todas tus experiencias buenas y alas han ocurrido por alguna razón y repentinamente el todo adquirirá significado.

Entenderás con absoluta claridad por qué has vivido lo que has vivido. Y al llegar a este punto, habrás descubierto el propósito de tu vida.

Eso es todo lo que hay que saber, pero a continuación aclararé algunas cosas.

La Zona Poyl es un nuevo término que debe ser explicado (Poyl = Purpose of Your Life = Propósito de tu vida). Es un estado mental que, una vez alcanzado, permite:

– Recapitular los eventos significativos de tu vida.

–  Evaluar las razones por las cuales esos eventos ocurrieron y, con la ayuda de la visión retrospectiva, ponderar sus beneficios.

– Ensamblar de un modo perfecto en el enorme puzle de tu vida incluso los acontecimientos aparentemente aleatorios.

Del mismo modo que no se puede discernir la figura desplegada por un puzle incompleto, tampoco es posible apreciar el propósito de tu vida hasta que hayas completado tu puzle Poyl.

Tu propia y personal combinación de eventos y experiencias, junto con la razón por la cual cada uno de ellos ocurrió, nos lleva a encontrar el Propósito de tu Vida.

Muy pocos hemos alcanzado la Zona Poyl porque nunca nadie nos explicó como conseguirlo. Además, el estilo de vida occidental incluye numerosas distracciones. Esta es la razón por la que pocas personas pueden honestamente responder a la pregunta: “¿Cuál es el propósito de tu vida?”.

Ahora miremos más detalladamente cada uno de los tres pilares y te sugeriré un plan para tu viaje interior.

1. Interrupción masiva y abandono de tu rutina diaria:

Hay muchas razones para hacer esto. Incluso si crees que tu vida es muy simple, en el fondo existe mucho desorden que te dificultará alcanzar la Zona Poyl, a menos que cambies de ambiente.

Necesitas alejarte de todo esto sin caer en la despreocupación. Nada de TV, nada de teléfonos, nada de periódicos, nada de libros, nada de revistas, nada de conversaciones triviales.

Nada de nada. Tu mente necesita tiempo exclusivo para para ensamblar las piezas del puzzle.

Piensa en un computador. Una única aplicación corriendo se ejecuta más rápido que muchos procesos corriendo simultáneamente. El proceso de descubrir el propósito de tu vida debe evitar las “caídas de sistema”. Tienes que apagar cada aplicación superflua (remover las distracciones) y reiniciar para poder ver como el milagro comienza a operar.

No es posible encontrar el propósito de tu vida hasta que interrumpas tu diaria rutina.

Mientras más radical sea el cambio, más rápido alcanzarás la Zona Poyl. Necesitas literalmente desconectarte de todas las distracciones. Si no lo haces, nunca alcanzarás la Zona Poyl.

2. Date el tiempo necesario para alcanzar la Zona Poyl:

Esto puede sonar extraño, pero una vez que hayas interrumpido tu diaria rutina, todo lo que tienes que hacer es esperar . Tu inmensamente poderoso cerebro hará el resto.

Imagina un agotado atleta tratando de conseguir aliento en los últimos metros de una maratón. Eso mi smo es lo que permites que tu cerebro consiga en esta fase del proceso: conseguir aliento en la maratón de tu vida diaria y prepararse para la siguiente maratón: descubrir el propósito de tu vida.

Esta parte del proceso no debe ser evitada ni acelerada. Mientras no alcances la Zona Poyl,  obtendrás algunas revelaciones que pudieras llegar a identificar con el propósito de tu vida, pero en el fondo sólo serán consecuencias de tus intentos de forzar el proceso. La cantidad de tiempo necesario es diferente para cada persona, dependiendo de cuan rápidamente puedas focalizar tu mente.

Típicamente se necesitan entre 10 y 21 días, pero puede ser muy distinto en tu caso, según tus propias experiencias.

¿Cómo saber cuándo has alcanzado la Zona Poyl?

Lo sabrás. Cuando llegues allí experimentarás cosas fantásticas, indescriptibles y nunca antes percibidas, razón por la que inmediatamente sabrás que lo conseguiste. Cualquier intento de describir cómo saber cuando has alcanzado la Zona Poyl, disminuirá el impacto de tu llegada a ese sublime estado de conocimiento. Sospecho que la sensación es diferente para cada persona, pero no dudes que será la más plena experiencia vivida.

Aquí hay algunas cosas que vivirás cuando estés por llegar a la Zona Poyl:

  • El tiempo dejará de transcurrir.
  • La mayoría de las presiones de tu vida se volverán superfluas.
  • Cambiarás tanto que la gente creerá que eres otra persona.
  • Serás capaz de estar días y días sin mirarte al espejo.
  • Llorarás más lágrimas de las que has llorado en tu vida, pero serán lágrimas de gozo, humildad y entendimiento.

No es recomendable forzar el proceso, pero existen ciertas cosas que puedes hacer para para ayudar a tu mente. En esencia, debes provocar un cambio radical en tu modo de vivir.

En otras palabras, debes vivir como lo hacían Adán y Eva:

  • Dúchate con agua helada.
  • Duerme puertas afuera.
  • Evita cobijarte en interiores si se pone a llover.
  • Desplázate descalzo por una semana o más, incluyendo la posibilidad de ir a comer a un restaurante (en la playa).
  • Deja de usar desodorante o cosméticos.
  • Ordena una comida sin consultar el menú.
  • Afeita tu bigote-barba-vello púbico-cabello.
  • No duermas por 48 horas.

3. Espera que tu mente conecte los hitos y sumérgete con claridad en tu propósito:

Aquí yace la belleza y simplicidad del proceso, porque se activa de modo natural al alcanzar la Zona Poyl. No necesitas especiales habilidades; no tienes que ser particularmente inteligente. Sólo ocurre. Y cuando ocurre, se suceden cosas poderosas, mágicas y bellas.

Mientras toma esfuerzo y disciplina alcanzar la Zona Poyl, el proceso de conectar los puntos no requiere esfuerzo . Tu cerebro simplemente combinará todos los inputacumulados en tu vida y, libre de interrupciones, será capaz de computar todas las variables y arrojará un torrente de respuestas. Las ideas sacudirán tu mente.

La creatividad superará lejos cualquier idea que hayas tenido a la fecha. Y en el proceso, el propósito de tu vida será claro.

El medio para alcanzar la Zona Poyl es simple:

Eso es todo lo que hay que saber y hacer para conseguirlo. El proceso es increíblemente simple y, por lo mismo, tan poderoso que desafía cualquier descripción. Es más, te desafío a describirlo. Sigue el proceso, encuentra el propósito de tu vida y envíame una descripción del proceso. Yo pienso que no existe una forma adecuada de hacerlo.

¿Es esto para ti?

Si lo que has leído tiene sentido, si tu mente está hirviendo con nuevas ideas, significa que estás listo para alcanzar la Zona Poyl y cada día que lo retrases es un día robado a la humanidad. Tú le debes mucho a la humanidad, así que debes encontrar el propósito de tu vida y llevarlo a cabo. Mientras no lo hagas, estaremos en la pobreza sin tu aporte.

Diversas formas de alcanzar la Zona Poyl:

Hay tantas formas diferentes de alcanzar la Zona Poyl, como personas existen en este planeta y cualquiera que trate de definir un mapa del proceso, estará siendo injusto con éste. Debes crear tus propias pautas y definir tus propias reglas. Sin embargo, para ayudarte a crear tu propia hoja de ruta aquí hay un par de sugerencias que te permitirán acelerar el proceso si las aplicas.

Hay muchas sugerencias que podrían ser incluidas, pero la intención no es convertir el proceso en una receta médica. Utiliza estas sugerencias como ejemplos para crear tus propias reglas, las que te obligarán a sumergirte en un estilo de vida radicalmente diferente del actual.

  • Acepta el hecho de que mientras no encuentres el propósito de tu vida, tú la estarás desperdiciando.
  • Tómate unas vacaciones (ojalá fuera del país) en algún lugar apartado de las grandes ciudades (montañas, islas, en el mar, en la selva, en los polos, etc.)
  • Planea estar ausente e ilocalizable por un mínimo de 4 semanas (preferiblemente seis).
  • El viaje debe ser hecho con el único objetivo de descubrir el propósito de tu vida. Si viajas con otra persona, ambos deben tener el mismo objetivo. En caso contrario, la no participación incrementará la frustración durante los periodos de silencio e inactividad.
  • Es preferible no estar localizable y sólo deberías comunicarte de vez en cuando con tus familiares más cercanos.
  • El proceso es más eficiente si cortas los contactos de raíz. Si mantienes el contacto con tu trabajo, nunca alcanzarás la Zona Poyl y, por lo mismo, nunca descubrirás el propósito de tu vida.
  • La experiencia puede ser potenciada si eliminas los “lujos” que normalmente consideras necesarios: laptop, teléfono móvil, colonias y cosméticos, calcetas largas y ropa vistosa
  • Limita tu equipaje a menos de 10 Kg.
  • Esto acelerará el proceso porque demuestra que has aprendido a viajar liviano
  • Reserva la más económica acomodación y continuamente cámbiate a la más barata que encuentres. Tu objetivo es gastar menos de $10 por día, incluyendo todo (alimentación y alojamiento). Sí, es posible.
  • Olvídate de la TV, de las películas, de las revistas y de los periódicos.
  • Las cosas mundanas seguirán existiendo cuando regreses, pero sospecho que desearás lo contrario cuando vuelvas. Cada una de esas cosas obstaculiza el alcanzar la Zona Poyl porque introducen desorden en tu mente ya que desperdicia energía al procesar esta información distractiva. Esta es la única regla inflexible.
  • La música debe ser utilizada sólo como trampolín para ayudarte a conseguir un estado meditativo de introspección.
  • Las conversaciones triviales no te ayudarán a explorar las razones que justifican las cosas que te han ocurrido. Por lo tanto, deben ser evitadas o, al menos, minimizadas. Es preferible no contarle a nadie sobre lo que estás haciendo.
  • Considera la posibilidad de ayunar. Para una excelente discusión sobre la importancia del ayuno, consulta http://www.quickfasting.com
  • Mantén un registro escrito de tu viaje
  • Cuando hayas alcanzado la Zona Poyl, observa una puesta de sol, observa el amanecer y cuenta los satélites que puedas ver en una hora (no las estrella fugaces, aunque verás muchas). Si no puedes verlos es porque no te has alejado lo suficiente de la ciudad. Mientras estés contando los satélites y siendo consciente de su presencia, aprenderás lecciones inimaginables sobre cómo unos seres tan insignificantes en el universo como nosotros pueden provocar un impacto tan grande en éste.
  • Una vez que hayas completado el viaje, reconoce tu obligación de informar a otros sobre el milagro que viviste y graba de algún modo el texto “poyl.com” y/o“ http://es.geocities.com/fisicaultramoderna/default2.htm”.

Aquí se incluye un breve apéndice describiendo el viaje del autor. Algunas personas lo han encontrado útil para poder realizar su propio viaje.

En este punto puedes estar pensando alguna de las siguientes alternativas, todas absolutamente justificables.

  • No es posible para un ser humano promedio, alcanzar lo que el autor consiguió. El fue un afortunado.
  • No dispongo del tiempo o del dinero para realizar el ejercicio.
  • No soy tan importante como para tener un propósito en la vida que valga la pena descubrir.

Estos pensamientos impiden que experimentes los más fascinantes milagros, pero para que esté claro, te contaré mi propia experiencia sobre como alcancé la Zona Poyl. Yo era un don nadie en un trabajo sin futuro. La compañía en la que trabajaba había cerrado su oficina regional y fui despedido. No tenía planes ni expectativas. Tenía muy poco dinero, estaba desmotivado y lo único que hacía era compadecerme. De modo que sé como te puedes sentir. Si no lo intentas, te estarás cerrando a las fantásticas posibilidades que te esperan.

Qué hacer a continuación:

    1. Si este informe te llegó, comienza de inmediato los preparativos para alcanzar la Zona Poyl. La sola sensación que has tenido ahora no te bastará para conseguir el milagro. Si no actúas de acuerdo con lo que has leído, seguirás viviendo una existencia miserable. Nada cambiará y cuando finalmente te llegue la hora, yacerás en tu lecho de muerte como una concha vacía. Por favor, no dejes que esto te ocurra.
    2. Sé consciente del potencial transformador de esta información y de cómo existen millones de personas esperando por ella. Envía un simple e-mail a quienes la necesiten (sí, todos odiamos las cadenas, pero ambos sabemos que esto es diferente). Simplemente cuéntales algo así como: “Descubrí un pequeño informe que explica cómo alcanzar el Propósito de tu Vida. Es fácil de entender y cambiará/impactará/removerá sus mentes. Creo que lo encontrarán muy interesante. Podrán encontrarlo en http://www.poyl.com y en http://es.geocities.com/fisicaultramoderna/default2.htm”.
    3. Esta información es relativamente nueva y nos gustaría saber si el proceso funciona en otras personas o si el autor fue simplemente un afortunado. De modo que ofrecemos un incentivo par a que pongas manos a la obra. Las primeras 100 personas del mundo que alcancen la Zona Poyl y nos envíen un registro escrito de su viaje serán parte de un muy exclusivo club y recibirán una maravillosa recompensa. Será muy valiosa, lo prometo. Envía tu registro escrito del viaje a poyl@freedomtechnology.org.
    4. De acuerdo con lo que has leído, nosotros sólo hemos rasguñado la superficie de lo que se nos revela como un inmenso iceberg. No sé a dónde ésto nos llevará, pero puedes ver uno de los resultados de haber alcanzado mi zona Poyl: http://www.freshWisdom.com
¡Buen viaje!

Markus P. Hart

Fuente: http://www.sinparadigmas.com

C. Marco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s