Matemáticas para un mundo sostenible

2013 ha sido un año dedicado a las Matemáticas del Planeta Tierra por una iniciativa internacional de las sociedades y los institutos de investigación matemáticos de Estados Unidos y Canadá, que recibieron el apoyo de la UNESCO, el Consejo Internacional de la Ciencia (ICSU) y la Unión Matemática Internacional (IMU). Durante estos meses se ha querido mostrar el importante papel de las matemáticas en el estudio de la Tierra: ningún fenómeno que ocurra en nuestro planeta es ajeno a esta disciplina, ya que es el lenguaje de los modelos que permiten describirlos. Y es más, los principales desafíos con los que la humanidad enfrenta su futuro precisan de su concurrencia para garantizar el éxito. El cambio climático, el mantenimiento de la biodiversidad, el combate a la contaminación, el control de las epidemias, la sostenibilidad del mar, la prevención de desastres naturales (volcanes, terremotos, tsunamis) e inducidos (incendios), se rigen por ecuaciones. En definitiva, la sostenibilidad del planeta Tierra descansa en la ciencia matemática.

La Tierra está sujeta a continuos cambios; tanto su interior, como la corteza terrestre, la atmósfera o la propia vida que sustenta, están sometidos a procesos dinámicos. La descripción de estos procesos requiere modelos matemáticos, la mayoría de una enorme complejidad. Desarrollar modelos cada vez más próximos a los procesos reales nos permite entenderlos, y en consecuencia, nos ayuda a anticiparlos y controlarlos o, en última instancia, a paliar en todo lo posible sus efectos.

Pero las matemáticas no sólo nos ayudan a comprender todos estos fenómenos de la naturaleza, sino que también sustentan gran parte de la actividad humana en el planeta. Las redes de transporte, las comunicaciones, la red de internet y las transacciones comerciales, son aplicaciones de la investigación operativa, la teoría de grafos, y la teoría de números.

Como vemos, muchas áreas del conocimiento relativas a nuestro planeta requieren matemáticas para su desarrollo. El proyecto Matemáticas del Planeta Tierra, que continuará en años sucesivos vista su importancia y el eco conseguido, ha identificado cuatro grandes temas de trabajo:

  • Un planeta para descubrir, dedicado a los océanos, la metereología y el clima, los procesos del manto terrestre, los recursos naturales, los sistemas solares.
  • Un planeta que sustenta la vida, que engloba temas como la ecología, la biodiversidad y la evolución.
  • Un planeta organizado por humanos, en el que se consideran los sistemas políticos, económicos, sociales y financieros; la organización del transporte y comunicación; la gestión de recursos; la energía.
  • Un planeta en riesgo, que incluye el cambio climático, el desarrollo sostenible; las epidemías; las especies invasivas; los desastres naturales.

Estos cuatro temas componen un panorama para trabajar no un año, sino décadas. Pero tenemos que empezar ya: nuestra sociedad se está jugando en estos años críticos la sostenibilidad del planeta y en las matemáticas están en el fondo de la cuestión. Por eso, la iniciativa ha señalado tres grandes retos:

  • Fomentar la investigación matemática para identificar los grandes problemas y sus soluciones en relación con el planeta.
  • Animar a los educadores en todos los niveles educativos para que hagan conocer todos los temas relacionados.
  • Informar al público en general del papel esencial que las matemáticas tienen en este asunto.

En estas tres direcciones, a lo largo del año han organizado cientos de eventos de todo tipo: escuelas, congresos, ciclos de conferencias, publicaciones, concursos, etc. a todo lo largo y ancho de nuestro planeta. En la web de la iniciativa pueden consultarse las actividades y los materiales generados durante lo que llevamos de año.

Pronto será hora de hacer balance y comprobar si se han hecho avances en los objetivos marcados. Es fundamental que la iniciativa repercuta en los matemáticos, pero también en el resto de científicos: los problemas planteados exigen una aproximación multidisciplinar. Asimismo, será importante averiguar si el mensaje ha llegado a la sociedad en general, y si la confianza en la precisión de las matemáticas ha contribuido a la concienciación de la grave situación que la humanidad afronta. Lo veremos en unos meses.

Fuente: Manuel de León. (CSIC, Real Academia de Ciencias, Academia Canaria de Ciencias) Profesor de Investigación del CSIC  y Miembro del Comité Ejecutivo de IMU.

C. Marco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s