Consejos para una vida

7AB6ED33-8345-470C-B1D8-17768248328C-1024x683.jpg

Lleva mi hija Lucía varias semanas pidiéndome que le escriba un artículo de consejos para la vida. Nada más difícil que escribir consejos para la vida cuando se piden por quien debería dar los consejos más que recibirlos. Pero creo que todo lo que voy a decir aquí ya te lo dicho muchas veces.

Este papel si sirve de algo es para recogerte en un solo documento todo lo que te he dicho tantas veces. Lo primero se refiere a tu profesión: elige la que tú quieras, la que más te guste, lo importante es que te encaje y que seas la mejor en lo que hagas. Eso me decía mi padre: puedes ser periodista o barrendero o lo que sea pero tienes que ser el número uno.

Segundo, déjate las narices en lo que hagas. Me acuerdo de la conferencia de César Alierta en ICADE en la que explicaba el secreto de su éxito, que era siempre trabajar más que el de al lado, empezando por la universidad, donde iba siempre a la biblioteca. Veía a los compañeros que más estudiaban y se decía a sí mismo: tengo que estudiar más que el de al lado y se quedaba un rato.

Esto se resume en dos cosas: hacer lo que te gusta y cultura del esfuerzo.

En el ámbito más personal, elige bien la persona con la que compartir tu vida, querrás que sea guapo o divertido, pero lo más importante es que te dé una estabilidad personal grande.

Y forma una familia. Tus hijos son tu prolongación y alégrate de sus éxitos más que de los tuyos propios.

Y ahora toca hablar de los amigos. Decía Lourdes Fraguas que los amigos son la familia que tú eliges; elige bien a los amigos.

No se trata de que todos estén cortados por el mismo patrón. Se trata de que todos y cada uno de ellos te aporten algo y que desees estar con ellos. Un buen amigo es el que no ves durante muchos años pero sabes que está ahí.

Cuando trabajes, dedica tu mejores esfuerzos para el trabajo. Si te va bien el trabajo puedes dedicarte a la familia y a los amigos. Y lo harás de buen humor pero si te va mal estarás de malhumor con todo el mundo.

Cuando te cambies de trabajo, no lo hagas por dinero; hazlo pensando no en el trabajo al que vas sino en el siguiente.

Recuerdo que me decía Pedro Pasquín: “cuando te cambies de trabajo no pienses en el trabajo al que vas. Piensa en el siguiente. Si te prepara mejor para el siguiente, adelante. Si no te ofrece una mejora en formación y experiencia, mejor dejarlo pasar”.

Dos consejos adicionales: sé tu misma, no lo que los demás quieran que seas.

Y sé buena persona, no hagas nunca daño innecesariamente.

Y vive y diviértete.

Haz deporte, viaja, diviértete con tus amigos y con tu familia. No dejes de hacer nada que te apetezca. No dejes pasar ninguna oportunidad.

Lo único que debes saber es que el que trabajo está por delante. Pero atendido el trabajo tendrás tiempo para todo. Para la familia, para los viajes, para diversión, para todo. Pero diviértete con control, no tienes que probar cosas extravagantes, te puedes divertir con cosas normales.

No pruebes las drogas ni los estimulantes. No te harán falta para ser feliz.

Y un último consejo para hacer de esta tabla un cuadro verdaderamente completo: dale un sentido trascendente a tu vida.

Toma las cosas buenas como un regalo y las malas como una oportunidad para demostrar de lo que eres capaz.

Fuente: Gonzalo Jiménez Blanco, abogado del Estado en excedencia. http://confilegal.com/

C. Marco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s