¿Qué aroma dejas?

Cuándo el hombre primitivo azuzo el fuego con una rama seca que había recabado previamente y la resina de esta al calentarse desprendió un olor suave, agradable, nuevo, que nunca nadie antes había sentido.Sintió, percibió  una sensación proveniente de un estímulo externo. es decir, descubrió la capacidad para recibir mediante los sentidos, impresiones o sensaciones externas que le permitirían comprender y conocer algo. Una forma de comunicación no verbal, no se usan las palabras, una forma de comunicarse que seduce pero también agrede, lenguaje al fin.

Los antiguos alquimistas estaban convencidos de que si se pudiera extraer el alma de las plantas a través de las flores y elaborar con ellas algún filtro o elixir serían capaces de transmutar la materia. Ashley Coll

El alma de los seres es su aroma, se hace referencia a esta teoría en la película que te recomiendo: El perfume: Historia de un asesino difícil adaptación del peculiar best-seller de Patrick Suskind por parte de Tykwer donde su protagonista vivía obsesionado con la idea de atrapar otros olores: el olor del cristal, del cobre, pero, sobre todo, el olor de algunas personas.

En Egipto muy temprano por la mañana cada sacerdote procedía al aseo de las estatuas divinas untándolas con ungüentos, usando perfumes como sinónimo de pureza y exaltación divina. De Alejandro Magno se decía que cada habitación que pisaba quedaba impregnada con el aroma que desprendía.

La rosa blanca y sin olor, adquirió su color y perfume, el día en que Venus se clavó una espina y derramó su sangre sobre ella.”

¿Alguna vez se han preguntado por qué las personas huelen de distinta manera aunque lleven el mismo perfume? Cada piel contiene de forma natural una mezcla de productos químicos que la hace diferente, distinta, como si se tratará de una huella dactilar, deja un rastro de aroma irrepetible. Los perfumes al mezclarse con el olor corporal de cada persona, adquieren un sello propio y crean un ratio de identidad único.

Descubrir la capacidad que tenemos para transmitir y recibir mensajes, comunicarnos al fin con el lenguaje no verbal y que una parte importante de este lenguaje es el aroma que dejamos al pasar. Sigues creyendo que es suficiente el aseo diario, la buena presencia y la ayuda de un buen perfume.

Yo no lo creo así, además interviene la percepción de la otra persona, la impresión que recibe, lo que deja huella, el coctel de sensaciones que hace que el aroma que dejas perduré en el tiempo.

“Podría identificarlo entre 1.000 hombres con los ojos cerrados” y que “A mí su olor me vuelve loca porque sólo le pertenece a él…”. Ana Millán, actriz

Recuerdas el olor que desprende tu madre al acercarse con ternura, retienes en la memoria el aroma de un ser querido que no se encuentra en este momento a tu lado.

person-1263323_640

Nuestro espacio vital, actitud, cuando al cruzarnos por la calle con personas que desprenden un suave aroma que nos toca el alma, un perfume gratificante, carismático que irá asociado a las virtudes de esa persona que tienes cerca. ¿Qué aroma dejas?

Fuente: https://manuelsuarezruiz.com/

C. Marco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s