La vida: Pura magia y contradicción

Hay quien no cree en la magia. ¿Y qué es la vida si no?

Te aburres dentro de una casa, que está dentro de una ciudad, dentro de un país, en un continente del primer mundo. Dentro de una bola que se llama Tierra. Es como un juego de muñecas matrioskas. La última muñeca rusa, la pequeña, la que está dentro de todo, eres tú. Encerrada en un salón, frente a un televisor que te muestra mundos macabros y rosas. Ves actores y actrices de Hollywood que lucen dientes de color blanco nuclear con vestidos muy largos. Al cambiar de canal no sale una alfombra roja. Sale gente muerta en bombardeos. Niños que viven guerras. Vidas muy cortas.

Y no sabes qué hacer con eso. Te da miedo vivir. Y morir. La verdad es que existir tiene su dificultad. A veces se complica.

Te parece contradictorio que te aburras de vivir y no quieras morir. Estás contenta con tu cuerpo pero metes la barriga todo lo que puedes cuando viene tú ya sabes quién. No te gusta estar nerviosa y no paras de anticipar cosas negativas que podrían pasar. Crees en la fidelidad y eres infiel. Prefieres vivir en el campo pero vives en la ciudad. Sabes que la contaminación no es buena pero vas con el coche a todas partes. Te parece una mierda el amor y matarías por volver a amar. No quieres contaminar el planeta y utilizas productos tóxicos.

No te gustan los números pero sí te gusta contar billetes en la cartera. No te gusta la sociedad capitalista pero consumes sin parar: te encanta comprar ropa, aunque tengas de todo, una gran televisión de plasma, un móvil de última generación. Compras cosas que no necesitas. A veces no aguantas a la gente, pero tampoco quieres estar sola. Quieres volar sin moverte. Eso quizás lo consigas con un libro.

Ves horror en las noticias mientras comes, pero sigues comiendo. Te parece injusto el mundo pero no haces nada. No sabes qué hacer. Te gustaría hablar idiomas pero no quieres estudiar. Quieres tener tiempo libre y luego no sabes qué hacer con él. No crees que haya una verdad absoluta aunque esa afirmación sea una verdad absoluta. Te gusta ver amanecer pero no quieres madrugar.

A veces te sientes de forma extraña, como despegada del mundo. Como si fueras una matrioska de verdad. Otras veces te salen las emociones por todos tus metros de piel y no puedes dejar de sentir. De amar a personas. De tener ideas. De crear. A veces vives sin darte cuenta que la vida es pura magia. Aunque seas imperfecta y contradictoria.

Fuente: Carmen Calero. Psicóloga sanitaria. Email: carmen.vla@hotmail.com.
C. Marco
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s