Aceptación y resignación

image.jpg

Occidente tiene hoy un gran constipado llamado depresión (donde la gente tiene que buscar alimentos para sobrevivir la depresión tarda más en llegar). Una sociedad de consumo, cuantitativa, que intenta facilitarnos los bienes materiales para arrojar de nuestras cabezas la cultura del esfuerzo, está enamorada de personas depresivas que piensan que sus males se curan adquiriendo bienes pasajeros e innecesarios.

Gozamos poco de lo mucho que tenemos, y sufrimos mucho por lo poco que nos falta.

A primera vista el primer motivo de depresión es por no aceptar las cosas que nos pasan. No es cierto.

Hay uno anterior. El no aceptarnos a nosotros mismos. No podemos aceptar lo que nos pasa si no nos aceptamos antes a nosotros.

La vida no es un acto a ejecutar, en una actitud a adoptar. Y ante los exámenes sin avisar que nos pone la vida podemos tomar un camino de aceptación o de no aceptación de los sucesos. Pero si antes hemos trabajado sobre nosotros aceptándonos, nos resultará más fácil entender los acontecimientos que nos ocurran. .

Ya sabe que la vida no evalúa con aprobado o suspenso. Le importa que aprendamos la lección. La vida está hecha de un 10% de las cosas que nos pasan y 90% de la manera en que reaccionamos ante ellas.

Esa no aceptación, a su vez, puede ser de dos formas distintas; pasiva o activa.

Si elegimos una no aceptación pasiva nuestra actitud será de resentimiento o resignación.

Nada tiene que ver la aceptación con la resignación. Ésta es un puerto de llegada (qué voy a hacer, me tocó a mí, así es la vida …), en definitiva, vivir como espectadores de la película de nuestra vida. La resignación te deja en un estado pasivo a la resistencia, envenena la vida.

La aceptación te invita a una respuesta. La aceptación es un puerto de salida, nos convertimos en protagonistas de nuestros acontecimientos futuros.

Pero esa no aceptación también puede ser activa, y por ende aparecerán en nosotros la rebeldía o la resistencia.

De una manera u otra, lo que hacemos es rechazar la realidad. Al pasar los años, al no aceptarnos, nos convertimos en  gente que se queja de todo, juzga todo. Y al no aceptarme me vuelvo dependiente.

La persona que nunca se acepta, vive mendigando la aceptación de los demás. La persona que no acepta la realidad termina dependiendo de factores externos y siendo adicta a ciertas cosas que le dan placer.

Cuando elijo lo placentero para salir de una realidad, me vuelvo adicto.

Las tres adicciones más comunes son la crítica y la no compasión, criticamos al otro y a nosotros mismos…

La segunda es la adicción a la comparación, uno se compara y compara…

La tercera provocada por el miedo es el control, quiero controlar todo y a todos. Válido para la familia y la empresa. Igual da. Y una persona que no tiene aceptación envenena la convivencia.

Es como si nuestro ego dirigiera la vida.

El EGO siempre busca lo que le conviene.

La CONCIENCIA siempre busca lo mejor.

La aceptación siempre tiene una mirada activa ante la vida. La vida siempre me invita a revisarme. Lo primero que hace es reconocer la realidad que se le presenta para posteriormente recibirla y responder ante la misma.

Cuando uno aprende a aceptar la vida, puede ayudar a otros a aceptar sin lamentarse, ni criticarse,…  te abraza y te comprende. La persona que se acepta a sí misma deja de mendigar la aceptación de otros.

Y a partir de ese momento, si el otro me acepta o no me acepta, es problema del otro.

Frente a la adversidad, o saco una actitud generosa o una actitud egoísta.

Participando la pasada semana en unas jornadas contra el cáncer, concluía mi ponencia a esas maravillosas personas que estaban en el auditorio, lecciones verdaderas de vida, con la siguiente reflexión:

El héroe antiguo era el que enfrentaba con coraje la muerte. El actual es el que asume con coraje la vida.

Fuente: http://www.josepomares.es

C. Marco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s