La felicidad y la depresión están superpuestas a nivel genético

Científicos de la Universidad Vrije de Amsterdam (Países Bajos) han encontrado una superposición genética entre la felicidad y la depresión. Los investigadores encontraron tres variantes genéticas para la felicidad, dos variantes que pueden explicar las diferencias en los síntomas de la depresión, y once posiciones en el genoma humano que podrían ser responsables de diversos grados de neurosis.

Por primera vez en la historia, los investigadores han aislado las partes del genoma humano que podrían explicar las diferencias en cómo experimentan la felicidad los seres humanos. Estas son las conclusiones de un estudio internacional a gran escala entre más de 298.000 personas, llevado a cabo por los profesores Meike Bartels (Genética y Bienestar) y Philipp Koellinger (Genoeconomía).

Los investigadores encontraron tres variantes genéticas para la felicidad, dos variantes que pueden explicar las diferencias en los síntomas de la depresión, y once posiciones en el genoma humano que podrían ser responsables de diversos grados de neurosis.

Las variantes genéticas para la felicidad se expresan principalmente en el sistema nervioso central y las glándulas suprarrenales y el sistema pancreático. Los resultados se han publicado esta semana en la revista Nature Genetics.

Las influencias genéticas sobre la felicidad:

 

Investigaciones anteriores sobre gemelos y familias, utilizando información del Registro de Gemelos de los Países Bajos y otras fuentes, han mostrado que las diferencias individuales en la felicidad y el bienestar pueden atribuirse en parte a las diferencias genéticas entre las personas.

La felicidad y el bienestar, explica la universidad en una nota, protagonizan cada vez más estudios científicos de una variedad de disciplinas académicas. Los responsables políticos también se están centrando cada vez más en el bienestar.

El profesor Meike Bartels explica: “Este estudio es a la vez un hito y un nuevo comienzo: Un hito porque ahora estamos seguros de que hay un aspecto genético en la felicidad y un nuevo comienzo, porque las tres variantes que sabemos que están involucradas corresponden a sólo una pequeña fracción de las diferencias entre los seres humanos. Esperamos que muchas variantes tendrán también un papel. Localizar estas variantes también nos permitirá estudiar mejor la interacción entre naturaleza y educación, ya que el medio ambiente es sin duda responsable -en cierta medida- de las diferencias en la forma en que las personas experimentan la felicidad.”

Estos hallazgos, están disponibles para investigación de seguimiento. Esto creará una imagen cada vez más clara de lo que causa diferencias en la felicidad. El profesor Bartels señala que “La coincidencia genética con síntomas depresivos que hemos encontrado es también un gran avance. Esto demuestra que la investigación sobre la felicidad también puede ofrecer nuevos conocimientos sobre las causas de uno de los mayores desafíos médicos de nuestro tiempo: la depresión”.

El esfuerzo de investigación dirigido por los profesores Bartels y Koellinger es el más grande que jamás haya estudiado las variantes genéticas de la felicidad. Se completó con éxito gracias a la ayuda de 181 investigadores de 145 institutos científicos, incluyendo centros médicos de Rotterdam, Groningen, Leiden y Utrecht, y las universidades de Rotterdam y Groningen.

C. Marco
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s