Los rasgos faciales de la tristeza

 

TRISTEZA

 

Gracias a los fieles seguidores de estos post emocionales del LNV , acabamos con la emoción que menos queremos, la tristeza,  la cual es definida como el sentimiento de dolor anímico producido por un suceso desfavorable que suele manifestarse con un estado de ánimo pesimista, la insatisfacción y la tendencia al llanto.

Los bordes interiores de las cejas están elevados y pueden juntarse. Así se diferencia de la elevación y aproximación de todo el entrecejo que ocurre en el miedo. En otro caso, la forma triangular que hay en la ceja triste no está presente en la ceja del miedo que surge de los músculos que empujan el borde inferior de las cejas hacia arriba.

Los párpados de la tristeza quedan elevados como resultado del movimiento muscular que afecta a las cejas en esta emoción y que empujan el borde inferior de aquellos.

Normalmente, la ceja/frente y párpado superior de la tristeza van acompañados por un párpado inferior y una parte baja de la cara igualmente tristes. Pero no es que tenga que ocurrir esto en todas las ocasiones. Cuando solo actúan los primeros, la expresión puede significar que la persona está sintiéndose un poco triste o que está controlando la expresión de una tristeza más extensa. O cuando aparece y desaparece brevemente durante una conversación, puede acentuar una frase o juntarse con la voz para resaltar una palabra particular. Ésta es una alternativa al uso de las cejas elevadas o de las cejas bajadas que también utilizamos como puntuadores.

Cejas/frente y párpados de la tristeza.

La elevación del párpado inferior aumenta la tristeza que llevamos dentro. Frecuentemente, cuando estamos tristes, tenemos la mirada baja porque puede que estemos avergonzados o nos sentimos culpables y lo mezclamos con la tristeza. Hay todavía cierto elemento de control cuando la boca es neutral.

Tristeza

La boca de la tristeza.

Cuando la tristeza aparece solo en la boca, la expresión facial es ambigua. Éste no es el caso en todas las otras emociones (la alegría, la tristeza, el miedo y el hastío comunican expresiones faciales no ambiguas solamente en la boca). La ambigüedad viene dada porque esas expresiones pueden significar que la persona está haciendo pucheros, que se encuentra con ligeras molestias, que desafía a su oponente y otras cosas más.

Tristeza e intensidad en toda la cara.

La tristeza más intensa suele mostrarse por la apariencia más bien blanca debida a una pérdida acentuada del tono muscular.

Mezclas de la tristeza.

La tristeza aparece en las cejas y en los párpados; el miedo, en la boca. Esta expresión suele darse cuando una persona está entristecida después de un desastre en el que ha perdido su casa y, además, le anuncian que debe evacuar el área porque hay un nuevo peligro; entonces el miedo o la aprensión pueden mezclarse con la tristeza. Igualmente, cuando la persona se siente mal, sin llorar, por un sufrimiento físico real o que le va a sobrevenir. El llanto o los gritos podrían muy bien seguir pronto a tal expresión facial.

La tristeza, que aparece en la boca, puede combinarse con la ira que se muestra en las cejas/frente y ojos/párpados. Podemos encontrar esta expresión facial, por ejemplo en las personas que se dirigen a un conductor después que éste ha atropellado a su perro. Entristecidas por la muerte del animal, enfurecidas con el conductor por su falta de cuidado, pueden combinar los dos sentimientos en esta expresión. O cuando una persona ha sido regañada por su madre. Se siente, a la vez entristecida por la perdida temporal del cariño de la madre y, a la vez enfurecida con ésta.

Cuando la tristeza se muestra en las cejas y en los ojos y la ira en la boca, esta combinación probablemente es el resultado de intentar ocultar o al menos controlar la expresión triste con la boca airada. O podría ser una expresión entristecida pero decidida. Sin embargo, este intento de enmascarar la emoción no resulta muy convincente.

Cuando la tristeza está en las cejas/frente y en los ojos/párpados superiores y el hastío en la boca y en los párpados inferiores, el resultado es la expresión de quien ve un campo de batalla y se siente triste por la perdida de vidas humanas y hastiadas de la humanidad por tal carnicería. Cuando la tristeza está en las cejas/frente y la alegría en la boca, la expresión resultante es la de quien experimenta nostalgia o sentimientos agridulces o cuando la expresión feliz está siendo utilizada como una máscara (“río por fuera, lloro por dentro, porque todavía te amo”). O cuando alguien dice: “brindemos, las cosas no han salido tan mal; sonriamos”.

Autor: Autor : Michel Moreno. Director de Operaciones de Instituto Neuroart y CEO de Heventum.

C. Marco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s