Sin duda, la clave está en la Educación

La educación tiene la capacidad de transformar en desarrollo de un país, según demuestra la UNESCO con los datos presentados en su Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo.

La educación posee la capacidad de reducir la pobreza extrema y potenciar los objetivos de desarrollo de los países, según el Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo, que ha dado a conocer la UNESCO con motivo de los debates de la ONU sobre los programas de desarrollo posteriores a 2015.

Para ello, la UNESCO asegura que es necesario ampliar los objetivos de desarrollo, de manera que aseguren no solo la igualdad de acceso a la educación primaria, sino también a una enseñanza secundaria de calidad.

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, ha señalado que “la educación puede mejorar la vida y la sociedad. Los objetivos internacionales en materia de educación no se han cumplido y estos nuevos datos deberían proporcionarnos un nuevo impulso para completar la tarea que nos hemos propuesto”.

Según los datos aportados por la UNESCO, la educación dota de autonomía a las mujeres. Si todas las jóvenes pudieran completar la educación primaria, el número de matrimonios precoces se reduciría en casi medio millón, y en dos millones si pudieran terminar la escuela secundaria. Además, el número de partos precoces disminuiría en 340.000 y dos millones respectivamente.

Por otro lado, la educación fomenta la tolerancia y hace que la gente comprenda los principios democráticos. Quienes cursan estudios primarios son 1,5 veces más proclives a apoyar la democracia y quienes han terminado la secundaria son más tolerantes hacia las personas que profesan otra religión o hablan otro idioma distinto.

La igualdad en materia de educación mejora las probabilidades de encontrar un empleo y propicia el desarrollo económico. En un plazo de 40 años, un país que ofreciera igualdad de oportunidades educativas vería aumentar su ingreso per cápita en un 23%.

La UNESCO asegura además que la educación forma parte de la solución de los problemas medioambientales. El 25% de la población que no ha completado estudios de secundaria muestra interés por la situación del medio ambiente, en comparación con el 37% de quienes han terminado esta etapa educativa y el 46% de los que han recibido educación superior.

Otro aspecto beneficioso de la educación es que preserva la vida de las madres, ya que éstas pueden reconocer los síntomas de peligro para buscar asistencia médica. Si todas las mujeres cursaran al menos la enseñanza primaria, la mortalidad materna disminuiría en dos tercios y cada año salvarían la vida 189.000 mujeres. Asimismo, las madres también podrían prevenir enfermedades como el paludismo o la diarrea. Si todas las féminas de los países pobres completaran los estudios primarios, la mortalidad infantil se reduciría una sexta parte y se salvaría la vida de un millón de niños. Si terminaran la educación secundaria, la mortalidad infantil disminuiría al 50% y serían tres los millones de niños que podrían salvarse.

Con educación, las mujeres pueden saber qué nutrientes necesitan sus hijos y cuáles son las normas de higiene que deben aplicar, salvando a más de 12 millones de niños del raquitismo.

La directora del informe presentado por la UNESCO, Pauline Rose, ha señalado que “si los dirigentes del mundo que se reunirán en Nueva York quieren que los objetivos de desarrollo para después de 2015 puedan cumplirse deben reconocer la función decisiva que desempeña la educación”.

Fuente: Aprende más.
C. Marco
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s