Historias de un Mito: El Método Lennon del profesor cartagenero Juan Carrión

Juan Carrión junto a la estatua de Lennon en la plaza del Torreluz en Almería

Juan Carrión es un venerable anciano que fue profesor de inglés en la Escuela Técnica de Empresariales de Cartagena, en los años 60. Como por aquel entonces no había métodos de aprendizaje de idiomas, el profesor Carrión usaba en sus clases las canciones de los Beatles. Las letras las conseguía transcribiendo lo que podía mientras escuchaba Radio Luxemburgo.

 

El problema es que siempre se le escapaba alguna expresión, alguna palabra suelta que dejaba en blanco en su cuaderno de anotaciones. Corría el año 1966 cuando se enteró que John Lennon estaba en Almería rodando “Cómo gane la guerra“, así que, ni corto ni perezoso, cogió su cuaderno y se fue a visitarlo.

 

Cuenta el viejo profesor que se encontró a Lennon jugando a futbol con Mal Evans en el jardín de la casa y que, tras disculparse por interrumpirle, le pidió que le completara los huecos en blanco de su cuaderno de notas. 

Llegas tarde“, le dijo John Lennon a Juan Carrión. El encuentro entre el quizá más mítico componente de los Beatles y Carrión, duró apenas media hora, pero alteró, aunque sólo sea en su forma externa, el resto de la discografía del grupo de Liverpool. Era 1966 y Lennon estaba en Almería rodando la película dirigida por Richard Lester.

Después de casi una semana, lo consiguió. Y el esfuerzo no fue fruto de la mitomanía, sino del amor al trabajo bien hecho. Carrión fue uno de los primeros profesores en España que enseñó idiomas por medio de la audición y lectura de canciones. Antes que el inglés, había enseñado español a los soldados estadounidenses de la base naval de Cartagena, y lo hacía mediante zarzuelas. “Me apasiona la música“. Cuando se pasó a la enseñanza del inglés -había estudiado en Oxford y residido largas temporadas en Londres- comenzó con los Beatles, un grupo que le cautivó y que, además, “era muy famoso“. “Si enseñabas sus canciones justo cuando estaban siendo un éxito, el interés de los alumnos era tremendo. Cuando pasaban de moda, ya no servían“, asegura. Pero había un problema: para adelantarse a los éxitos, Carrión transcribía los temas mientras los escuchaba y “era muy complicado, lo era incluso si tenías el disco…“. Así que el profesor le entregó a Lennon unos cuadernos con los ejercicios de sus alumnos, textos incompletos de temas de la banda, para intentar que se los completara, y una petición: “Necesitaríamos tener las letras nada más salir el disco“.

Libreta de Juan Carrión con las correcciones hechas por John Lennon

Hoy, a sus 82 años, este profesor reconvertido en maestro de idiomas, ya jubilado, aunque sigue dando alguna clase en su academia, muestra todavía la misma determinación que cuando se fue por las buenas a conocer a John Lennon. Va caminado a todas partes y no duda en bajar cuatro pisos por las escaleras para que le saquen una fotografía. Con el pelo muy corto, casi de punta en el flequillo, su aspecto y su actitud contrastan muchas veces con sus palabras. Por ejemplo, se ríe cuando le piden detalles sobre la entrevista con Lennon. “Fue media hora hace 40 años. ¡Imagínate que a ti te preguntan por mí dentro de 40 años!“. Pero sí se acuerda, al menos de que Lennon le recibió jugando a la pelota con su compañero de rodaje Michael Crawford. De que al músico le encantó la idea de que los niños aprendieran inglés con sus letras. De que corrigió los textos, los completó y le aseguró que el siguiente disco de los Beatles iría acompañado de las letras.

Desde aquel año, John Lennon le fué enviando cada uno de los discos que publicaron los Beatles y todos los discos que fue sacando posteriormente John en solitario hasta que fue asesinado.


El primer disco que publicaron los Beatles después de este encuentro entre Lennon y el profesor Carrión fue el Sgt. Pepper, seguramente la mejor cubierta de vinilo que se ha concebido y, por otra parte, el primer disco con las letras de las canciones impresas de la historia de la música.
¿Coincidencia? Después de lo que sucedió con aquel cuaderno, es muy posible que no.

Carrión conservó los textos corregidos por Lennon y también los discos que le fueron llegando desde aquel momento, con las letras y las partituras, a su academia de Cartagena por orden de John Lennon.

El músico le había prometido ir a visitar la academia, pero nunca lo cumplió. “Yo salí de aquella reunión convencido de que volveríamos a vernos, quizá con frecuencia, pero luego se marchó a Estados Unidos…“.

Carrión, que disfruta todavía de la música de los Beatles y de sus ex miembros -“una vez utilicé en clase una canción que hizo Paul McCartney con Michael Jackson”, dice-, confiesa que no se cansa de “volver a Almería“.

Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club
Reverso del disco con las letras de las canciones

Juan no contó esta historia en público hasta el año 2006, durante un curso sobre Lennon en la Universidad de Almería. Entonces El diario País escribió un reportaje sobre la historia. En el museo se puede ver el cuaderno corregido por Lennon.
Rememorando la historia de Juan Carrión, el director de cine David Trueba presentará en el Festival de San Sebastián una película donde el actor Javier Cámara da vida a este entrañable profesor.

C. Marco
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s